Anaconda Amarilla

( Eunectes notaeus ) La anaconda amarilla es una serpiente constrictora, que pertenece a la familia de las boas. Habita en América del sur y está emparentada con la anaconda verde, aunque no es tan grande.

También es conocida como anaconda paraguaya o curiyú. Como pasa con las serpientes constrictoras, la anaconda amarilla no es venenosa y mata a sus presas por constricción. En la actualidad no se conoce ninguna subespecie.

Características Anaconda amarilla

Anaconda Amarilla

Son serpientes grandes y robustas; miden en promedio entre 3 y 4,3 metros de longitud. Con un peso promedio de 25 a 35 kilos. Aunque se tienen registros de ejemplares particularmente grandes, que alcanzan los 4,6 metros y pesan 55 kilogramos.

Las hembras son más grandes y más pesadas que los machos.

Como su nombre lo indica su color de fondo suele ser amarillento, pero también pueden ser de color dorado o amarillo verdoso. Con marcas y rayas, que cubren su cuerpo de color negro o marrón. Tienen la capacidad de detectar el calor de los animales de sangre caliente.

Hábitat

Están distribuidas a lo largo del rió Paraguay y sus afluentes. Su rango de distribución abarca 5 países sudamericanos los cuales son: Bolivia, Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay.

Se pueden encontrar en los alrededores y dentro de ambientes acuáticos. Como en pantanos, marismas y en cualquier fuente de agua de movimiento lento.

Hay algunos individuos viviendo en estado salvaje en Estados Unidos; gracias a dueños irresponsables que no las cuidaron bien y decidieron liberarlas. Aunque se desconoce, si se están reproduciendo.

Comportamiento

Las anacondas amarillas pueden estar activas a cualquier hora del día, pero su comportamiento es principalmente nocturno. Además son solitarias y solo se reúnen con otros miembros de su especie, cuando se va a reproducir.

Pasan la mayor parte del tiempo flotando en el agua, esperando a que un animal pase cerca. Por este comportamiento en algunas regiones es llamada boa de agua.

Anaconda amarilla – Dieta

Se alimentan principalmente en aguas poco profundas, donde esperan pacientemente a que un animal pase cerca.

Sus presas son generalmente acuáticas o semiacuáticas. La dieta de una anaconda amarilla la componen principalmente mamíferos, anfibios, reptiles, algunos peses, aves, y huevos. Los ejemplares más grandes de la especie, también comen pecaríes, venados y capibaras.

Es una de las serpientes constrictoras, que se alimentan de las presas más grandes con relación a su tamaño.

Depredadores

curiyú

Gracias a su tamaño, no hay muchos animales que se alimenten de ellas. Cuando son jóvenes pueden estar en la dieta de zorros cangrejeros, nutrias, caimanes, jaguares, algunas aves rapaces y otras anacondas.

En cambio una vez son adultas, solo el jaguar es su único depredador natural. La serpiente también es cazada por los humanos, en búsqueda de su piel y la carne. La piel se usa para la fabricación de objetos y la carne es consumida por tribus indígenas.

Reproducción

anaconda paraguaya

La temporada de apareamiento se da entre abril y mayo; además a diferencia de las pitones, estas serpientes son ovovivíparas.

Cuando están listas para reproducirse las hembras liberan feromonas para atraer a los machos. En ocasiones una hembra puede ser encontrada por varios machos; entonces todos se enrollan sobre la hembra tratando de copular, esto se llama “bola de reproducción”, la cual puede durar hasta 4 semanas.

Alcanzan la madurez sexual a los 4 años y su periodo de gestación es de 6 meses. Pueden parir entre 4 a 80 crías, la cantidad depende del tamaño de la hembra. Su esperanza de vida es de 15 a 23 años.

Artículos Relacionados