Boa Arcoíris Colombiana

(Epicrates maurus) La boa arcoíris colombiana es una serpiente constrictora, que habita en algunas regiones de centro América y el norte de Sudamérica. También es conocida como boa de tornasol o boa de acero.

Pertenece al género (género Epicrates), el cual está compuesto por 5 serpientes que reciben el nombre de serpientes arcoíris. La lista roja UICN, la ha clasificado como una especie de “Menor preocupación“, debido a que sus poblaciones son estables. Sin embargo, la destrucción del hábitat y el mercado de mascotas exóticas, podrían ponerla en peligro.

Características de la Boa arcoíris Colombiana

Boa Arcoíris

Las boas arcoíris colombianas son de un color marrón claro, con múltiples marcas oscuras y redondeadas. Como pasa en todas las especies de serpientes arcoíris, esta serpiente brilla bajo la luz del sol.

Físicamente es muy parecida a la boa arcoíris brasileña, pero es más pequeña y no tiene colores tan vibrantes como la especie brasileña. Además sus colores se van volviendo más opacos, a medida que la serpiente envejece.

Es una serpiente de tamaño mediano; que no suele sobrepasar el metro y medio de largo; aunque en ocasiones hay ejemplares de gran tamaño, que alcanzan hasta los dos metros. Como pasa en prácticamente todas las serpientes constrictoras; las hembras de esta especie son más grandes y pesadas que los machos.

Dieta de la Boa arcoíris Colombiana

boa de tornasol

En la naturaleza se alimenta generalmente de pequeños mamíferos como roedores o conejos. Además suelen complementar su dieta con aves y algunos reptiles, como lagartos y lagartijas.

Dieta en cautiverio de la Boa Tornasol

En cautiverio pueden ser alimentadas con roedores, que no sobrepasen la circunferencia del punto más ancho de la serpiente. Mientras que son jóvenes, pueden ser alimentadas 1 vez cada semana y cuando son adultas, 1 vez cada 10 días.

No existe un método exacto para alimentarla; si la serpiente está muy delgada, se tienen que alimentar con más frecuencia y viceversa.

Si la serpiente no se come al roedor es mejor sacarlo, porque la puede morder y dejarle una herida que se puede infectar. Además es mejor no manipular a la serpiente antes de 24 horas de haber comido, porque pueden vomitar a su presa.

Boa arcoíris colombiana –  Comportamiento

Boa Arcoíris Colombiana

La boa arcoíris colombiana es de hábitos nocturnos. Cuando las noches son frías se pueden ver en una roca o en algún lugar despejado, tomando el solo para calentar sus cuerpos.

Tienen en la cabeza dos fosas loreales, que detectan el calor de los animales. Esto le facilita detectar a su presa, incluso en completa oscuridad.

Los ejemplares que viven en la naturaleza, pueden atacar si se sienten amenazados; en especial si están mudando de piel. Normalmente las serpientes se vuelven más agresivas cuando esto ocurre.

Distribución y hábitat

Está especie está distribuida a lo largo de 6 países; los cuales son Costa Rica, Panamá, Venezuela, Trinidad, Tobago y Colombia.

Viven principalmente en bosque húmedos, pero también se pueden encontrar en lugares secos. Cuando son jóvenes pasan una buena parte de su tiempo entre los árboles. En cambio cuando se hacen adultas, suelen ser de hábitos terrestres y no arbóreos.

Entradas Relacionadas

Preguntas Frecuentes

¿Dónde vive la Boa Arcoíris Colombiana?

Contrario a su nombre, esta serpiente se puede encontrar en varios países entre los que se encuentran: Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Venezuela y Colombia. Viven en zonas tropicales y es de hábitos semiarbóreos.

¿Qué tan peligrosa es la Boa Arcoíris Colombiana?

No son serpientes venenosas, así que no representan un peligro mortal para las personas. Aunque debido a su tamaño y a su comportamiento irritable, puede provocar una mordedura dolorosa.

¿Cuánto mide la Boa Arcoíris Colombiana?

Esta serpiente tiene un cuerpo de apariencia robusta y su tamaño promedio es de 1 a 1,5 metros; en ocasiones pueden encontrarse individuos que alcanzan los 2 metros.