Boa Arcoíris

(Epicrates cenchria) Las boas arcoíris, son serpientes constrictoras terrestres que habitan el centro y el sur de América. En la actualidad se reconocen 5 subespecies, incluyendo la serpiente descrita a continuación; la boa arcoíris brasileña.

Esta especie, está relacionada con la boa arcoíris colombiana, pero esta tiene colores más llamativos y vibrantes.

Descripción

Boa Arcoíris

La boa arcoíris tiene una piel suave y hermosa. Sus escamas reflejan la luz y crean un efecto en su piel similar a un arcoíris.

Existe una gran variedad de colores o las marcas en la especie. Aunque por lo general son de color marrón rojizo, cubierta de anillos más oscuros en todo su cuerpo. Además tienen 3 líneas negras en la parte superior de la cabeza, las cuales son muy características de la especie.

Su cuerpo es redondeado y de tamaño mediano. Miden en promedio entre 120 y 180 centímetros de longitud. La cabeza es estrecha y se puede diferenciar del resto del cuerpo. Como pasa en la mayoría de las serpientes constrictoras, las hembras de esta especie, son más grandes que los machos.

Hábitat de la Boa arcoíris

Están distribuidas en una buena parte, de la cuenca del amazonas, incluido Brasil, Surinam, Guyana, la Guayana Francesa y una parte de Venezuela.

Se encuentra principalmente en bosques tropicales y húmedos; aunque en ocasiones también se pueden encontrar  en sabanas abiertas.

Dieta

La boa arcoíris espera pacientemente a su presa y cuando pasa cerca; se abalanza sobre ella; agarrándola firmemente con sus colmillos y enrollándose sobre el cuerpo de su víctima. Hasta que deja de respirar.

Su dieta consiste principalmente en roedores, aves, peses y lagartos.

Boa arcoíris – Reproducción

La madures sexual en esta especie, la determina el tamaño y no la edad del individuo. Los machos empiezan a reproducirse cuando alcanzan los 120 centímetros y las hembras cuando llegan a los 140. Este tamaño lo alcanzan, cuando tienen entre 2,5 y 4 años de edad.

Después de 5 meses de gestación. Nacen entre 11 y 26 crías vivas, las cuales son completamente independientes y miden entre 38 y 50 centímetros.

Se desconoce cuánto viven en estado salvaje, pero en cautiverio pueden vivir hasta 25 años.

Entradas Relacionadas