Boa de cola roja

( Boa constrictor ) La boa de cola roja es una serpiente constrictora de gran tamaño y con un cuerpo fuerte. Habita en América del sur y en algunas islas del caribe. En la actualidad se conocen entre 7 y 9 subespecies.

Como su nombre lo indica, pertenece a la familia de las Boas. Además también es conocida como: boa común o boa constrictor. Es una mascota frecuente, entre los amantes de las mascotas exóticas.

Características de la boa de cola roja

Boa de Cola Roja

Sus colores varían dependiendo de la zona donde habitan. Pero por lo general son marrones, grises o crema; con marcas marrones o rojizas, que se incrementan hacia la cola. Este patrón de marcas, la ayudan a camuflarse con facilidad en su entorno natural.

Algunos individuos presentan el albinismo, aunque esto es muy raro en la naturaleza. En cambio en cautiverio no es tan raro; ya que son criadas para que nazcan, con una coloración llamativa para sus clientes.

Tienen una cabeza triangular con algunas líneas muy distintivas. Además tienen la capacidad de detectar el calor de los animales de sangre caliente, lo que facilita las cacerías en la noche.

Tamaño de la boa de cola roja

Boa de cola roja

Son serpientes de gran tamaño; aunque no es tan grande si es comparada con la pitón reticulada o la anaconda verde.

Su tamaño varía dependiendo de la zona donde habita y de la abundancia o escases de presas en su entorno. Pueden medir desde 1 a 4 metros de largo. Siendo las hembras más grandes y más pesadas que los machos; algo común en las serpientes constrictoras.

El peso promedio de una hembra adulta puede estar entre 10 y 27 kilos.

Hábitat

Están distribuidas en casi todos los países de Sudamérica y en algunos otras zonas cerca del caribe, excluyendo Chile.

Se encuentran en varios hábitats como son selvas tropicales y zonas áridas y semiáridas. Aunque prefieren vivir en bosques tropicales; donde tienen una humedad y temperatura óptima para la especie, además de haber una gran cantidad de presas y refugios para ocultarse.

Es común verlas cerca de arroyos o alguna fuente de agua, porque son excelentes nadadores y cazan cerca de esos lugares.

En ocasiones también pueden habitar en madrigueras abandonadas de mamíferos, con el fin de ocultarse de posibles depredadores.

Comportamiento

La boa de cola roja es un animal solitario, que solo se reúne con su especie para reproducirse y luego se vuelve a alejar. Son principalmente nocturnos, aunque en ocasiones se pueden ver durante el día tomando el sol.

Cuando son jóvenes a menudo trepan árboles y arbustos; pero cuando se hacen más grandes y pesadas dejan de hacerlo.

Pueden atacar cuando se sienten en peligro. A pesar que su mordedura no es venenosa, si puede ser muy dolorosa; en especial si es de una serpiente grande. Las poblaciones en América central suelen ser más agresivas, en comparación a las de América del sur.

Dieta de la boa de Cola Roja

La boa de cola roja se alimenta de una gran variedad de presas, generalmente de mamíferos y aves de un tamaño pequeño y mediano. Aunque también cazan en menor medida anfibios y lagartos. Su presa más común son los roedores, sin embargo cuando van creciendo pueden cazar presas de mayor tamaño; incluso son capaces de cazar ocelotes.

Dependiendo del tamaño de su presa, la serpiente tarda entre 4 y 6 días en digerirla. Luego pueden permanecer por un par de semanas sin comer, gracias a su metabolismo lento.

Entradas Relacionadas

Preguntas Frecuentes

¿Qué tan peligrosa es la boa de cola roja?

No es una serpiente venenosa, pero puede provocar mordeduras dolorosas, debido a su tamaño y a su cuerpo robusto. Las poblaciones que viven en el centro del continente suelen ser más agresivos, en comparación a los del sur.

¿Qué come la boa de cola roja?

Su dieta se compone principalmente de mamíferos pequeños y algunas aves, también pueden cazar lagartos, ranas y sapos. El tamaño de su comida, depende del tamaño de la serpiente. Las más grandes, son capaces de cazar ocelotes.

¿Cómo se reproduce la boa de cola roja?

La temporada de reproducción se da en la temporada seca y su embarazo dura aproximadamente 4 meses. Paren entre 10 a 60 crías por camada, la cantidad depende del tamaño de la hembra y de la abundancia de comida.