Cobra Egipcia

(Naja haje) La cobra egipcia es una de las serpientes más venenosas de África y es la responsable de múltiples victimas de mordeduras al año. Se puede encontrar en zonas áridas del norte del continente.

Es una serpiente rápida, que puede nadar y trepar árboles. Además es la serpiente con la que Cleopatra se quitó la vida.

Características de la Cobra egipcia

Cobra Egipcia

Su cabeza es grande, aplanada y se distingue ligeramente del cuello. Su cuello tiene costillas largas; las cuales se aplanan para formar, la capucha característica de las cobras.

La cobra egipcia tiene ojos grandes con pupilas redondeadas. Su cuerpo es cilíndrico y robusto. El tamaño de la especie varía dependiendo de la zona donde habita.

En la especie el tamaño promedio es de 1 a 2 metros de largo. Aunque el espécimen más grande registrado medía 2,59 metros.

Su color varía también dependiendo de la zona donde habita. Pero la mayoría son de tonos marrones, con algunas manchas oscuras o claras en su cuerpo. Aun así también se pueden ver ejemplares rojizos, grises y en marruecos son negros casi en su totalidad.

Hábitat

Habitan en varios tipos de hábitats como sabanas, estepas y zonas áridas con alguna fuente de agua y algo de vegetación. También se han vistos en tierras de cultivo. La cobra egipcia prefiere vivir en lugares con alguna fuente de agua y con algo de cobertura vegetal.

Con frecuencia se acercan a los asentamientos humanos; donde abundan los roedores y se pueden esconder con facilidad entre la basura o algún escombro. También se pueden alimentar de gallinas si la comida escasea.

Le gusta tanto vivir cerca del agua. Que se tienen registros de ejemplares nadando en el mar mediterráneo.

Dieta

Cobra Egipcia

Es un cazador activo, que puede perseguir a sus presas si es necesario. Su dieta está basada principalmente entre roedores, sapos y ranas; sin embargo también comen aves, huevos, lagartos y una que otra serpiente.

Además suelen entrar a las casas, buscando refugio y alimento, como ratones y gallinas.

Comportamiento

Las cobras egipcias son de hábitos diurnos y solo se reúne con otros individuos, en la época de reproducción. Hacen sus refugios en madrigueras abandonadas, en áreas rocosas o en montículos de termitas.

Peligro para los humanos

Debido a su potente veneno esta serpiente se considera muy peligrosa para las personas. Aunque tiende a evitar el contacto con los humanos; en los últimos años los ataques han incrementado gradualmente. La razón es muy simple, los asentamientos humanos dentro del territorio de estos animales cada vez son más frecuentes.

La urbanización de las zonas naturales provoca, un mayor número de ataques a las personas. Pero no es solo eso, también convierte a las cobras indias en un enemigo, al que hay que matar siempre que se pueda.

Como pasa con todas las cobras; esta especie prefiere huir antes de atacar. Incluso antes de atacar se levanta y extiende su capucha, con el objetivo de disuadir a su enemigo.

Cuando todas las tácticas defensivas fracasan, entonces atacaran con agresividad. Esto pasa generalmente cuando el agresor se acerca demasiado o cuando esta acorralada.

Cobra egipcia Veneno

Su veneno está compuesto por neurotóxicas y citotoxinas. El veneno ataca al sistema nervioso y generalmente la muerte suele llegar por insuficiencia respiratoria. Al no ser capaz de mover los músculos para tomar aire.

Los síntomas después de ser mordido son: dolor intenso, vomito, dolor de cabeza, mareo, hinchazón extrema, necrosis en la zona afectada, hematomas, empollas y colapso o convulsiones.

Entradas Relacionadas