Serpiente coral azul

(Calliophis bivirgatus) La serpiente coral azul es una hermosa serpiente venenosa, que habita en los bosques del sudeste asiático. En la actualidad se encuentra catalogada como una especie de «Menor Preocupación» y su principal peligro es la deforestación.

Estas serpientes pertenecen a la familia de los elápidos. La cual está conformada por 55 géneros, con unas 360 especies en total. Los miembros más famosos son las cobras, las serpientes de coral y las serpientes marinas.

Serpiente Coral Azul  – Características

Serpiente Coral Azul

A diferencia de la mayoría de las serpientes de coral, esta serpiente no tiene anillos de colores en su cuerpo. Su cuerpo es azul oscuro o negro, con rayas celestes o blancas en sus costados. La cabeza, la cola y el vientre son de color rojo.

Se cree que sus vistosos colores, son una señal para los depredadores que es un animal peligroso. Un método de defensa, para disuadir a los depredadores.

Su tamaño es particularmente grande, para ser una coral. Los ejemplares adultos, llegan a medir hasta 180 centímetros de largo. Cuando son jóvenes, suele confundirse con la serpiente de caña de cabeza rosada.

Hábitat de la Serpiente coral azul

Están distribuidas en 6 países del sudeste asiático, los cuales son: Malasia, Brunei, Singapur, Indonesia y Birmania. Se encuentra entre los 100 y los 1.100 metros sobre el nivel del mar.

Habitan entre la hojarasca en el suelo de los bosques vírgenes y bosques segundarios. La serpiente coral azul es de hábitos diurnos; Cuando llueve en la madrugada, tiende a activarse más temprano de lo normal.

Con frecuencia se pueden ver cruzando algún camino en las zonas donde habita.

Dieta

Cobra India

Al igual que varias especies de serpientes, en el sudeste asiático. Su principal fuente de alimento son otras serpientes. Las cobras reales o las de anteojos, cuando son jóvenes también hacen parte de su dieta.

Debido a su dieta tan peligrosa, han desarrollado un veneno que paraliza a sus presas mediante espasmos de forma casi inmediata. Gracias a esto, pueden cazar serpientes más venenosas que ella misma sin correr tanto peligro.

Reproducción

Es una especie ovípara; cuando llega el momento busca un lugar que ofrezca algún tipo de protección contra el medio ambiente y los depredadores, para poner sus huevos.

Normalmente pone 5 huevos por camada, en un tronco podrido o en una madriguera abandonada del algún mamífero pequeño. Las crías nacen totalmente autosuficientes y son tan venenosas, como un adulto.

Serpiente coral azul – Veneno

Aunque su veneno es potente, la coral azul no es responsable de una gran cantidad de muertes. Esto se debe a su comportamiento poco agresivo y a su tendencia de huir antes de atacar.

A diferencia de otras serpientes en su familia, su veneno no es neurotóxico. En cambio está compuesto por una cito-toxina única, que paraliza a su presa de forma casi instantánea. Esta habilidad es muy importante. Porque se alimenta de varias serpientes venenosas, que la pueden atacar si las toxinas no paralizan de inmediato a su presa.

Beneficio para los Humanos

En la actualidad no existe un antídoto para su mordedura, aunque las personas mordidas pueden ser tratadas en un hospital. Debido a los componentes de su veneno, los científicos creen que podrían tener la clave a la hora de desarrollar mejores tratamientos para el dolor, en los pacientes con enfermedades severas.

Entradas Relacionadas