Serpiente de maíz

( Pantherophis guttatus ) La serpiente de maíz es una especie no venenosa, que habita en algunas regiones en Norte América.

Recibe su nombre, gracias a sus colores que se parecen al de una mazorca o choclo. Aunque, en otras fuentes afirman que su nombre se debe, a la presencia frecuente en graneros donde se almacena este grano. Visita estos sitios, para cazar roedores atraídos por la cosecha.

Es una mascota muy popular entre los amantes de los reptiles. Debido a la gran variedad de colores, temperamento dócil, al ser fácil de criar y a su tamaño moderado. La serpiente del maíz también es conocida como serpiente guttata, culebra maicera y serpiente rata roja.

Características

Serpiente de maíz

Su apariencia es esbelta, con un cuerpo delgado y una coloración generalmente naranja o amarillenta de fondo, con marcas de color rojo delineadas con negro en la espalda. Sin embargo, debido a la crianza selectiva, su apariencia varia de forma considerable. Su tamaño varía entre 61 hasta los 182 centímetros.

Dieta y Depredadores

La culebra de maíz es una especie constrictora que se alimenta principalmente de roedores, como por ejemplo el ratón de patas blancas. Un roedor que puede provocar enfermedades graves en las personas. Pero no solo come ratones, también cazan lagartos pequeños, ranas y trepan árboles en busca de huevos o crías de aves.

Entre sus depredadores más comunes se encuentran algunas aves de presa, zorros, zarigüeyas, comadrejas y otras serpientes como las reales y los coralillos.

Serpiente de maíz precio

Tipos de serpientes de maíz

Los precios de la especie varían dependiendo del morfo al que pertenecen. Por ejemplo una serpiente de maíz con una coloración normal vale entre 25 a 30 dólares. En cambio, los que tienen morfos populares suelen costar alrededor de los 80 dólares.

Aquellos ejemplares con morfos raros tienden a costar más, como por ejemplo la serpiente de maíz Tessera que vale 250 y también la serpiente de maíz sin escamas Baby Blood Red, los cuales cuestan 500 dólares.

Reproducción de las serpientes  maiceras

Reproducción de la culebra de maíz

La temporada de reproducción se da poco después de acabar el invierno, justo cuando la culebra de maíz sale de su hibernación. Luego del alrededor de un mes de haber copulado, la hembra busca un lugar adecuado y pone entre 12 a 30 huevos por camada. El tamaño de la camada depende del tamaño de la madre.

Entorno a los 2 meses y medio de haber puesto, las crías eclosionan midiendo entre 20 a 30 centímetros y pesando alrededor de 6 a 8 gramos.

Los recién nacidos crecen rápidamente hasta llegar a la madurez sexual (Alrededor de los 2 años), donde su crecimiento se ralentiza de forma muy considerable. Mientras están creciendo, las crías se alimentan principalmente de ranas y lagartijas.

Comportamiento

Son de hábitos principalmente nocturnos y terrestres. Pero, también pueden trepar con facilidad árboles y paredes, en busca de presas. Pasan la mayor parte de su tiempo escondidas entre rocas, grietas o troncos podridos y merodean en las madrigueras o en otros sitios, donde suelen encenderse los ratones.

Se ha descubierto, que buscan su comida usando principalmente el olfato, mientras que la vista pasa a un segundo plano en las cacerías.

Cuidados de la Serpiente del maíz

Serpiente de maíz

Uno de los factores más importantes, en cuanto a la popularidad de esta especie como mascota, es por su facilaqwwe3w idad para cuidarlas. Sin embargo, todavía se deben tener los siguientes puntos en cuenta.

  1. Se debe contar con un terrario de al menos 20 galones, con una tapa que se pueda ajustar. Además es importante proporcionar 1 o 2 escondites, donde la culebra se pueda refugiar y se sienta segura. Poner una rama con bifurcaciones es muy recomendable.
  2. La temperatura dentro del recinto, debe estar entre 80 a 85 grados Fahrenheit durante el día y alrededor de los 75 grados Fahrenheit durante la noche.
  3. Para el sustrato normalmente se utilizan virutas de álamo, periódico o alfombras para reptiles. No es recomendable usar virutas de pino o cedro, porque pueden causar irritación y problemas respiratorios. Además la arena tampoco es una buena opción, porque pueden llegar a ingerirla.
  4. Se debe alimentar con presas muertas. Además el mejor momento para hacerlo es al amanecer, porque en la naturaleza suelen cazar a estas horas. En caso que no reciba la comida, entonces es mejor alimentarla en la noche.

Debido a que las serpientes son portadoras de infecciones como la salmonella, siempre hay que lavarse muy bien las manos antes y después de manipularlas. Para evitar la propagación de enfermedades.

Alimentación de la serpiente del maíz en cautiverio

Dieta de la culebra de maíz

Para mantener una alimentación optima, se debe tener los siguientes puntos en cuenta.

Las presas deben ser igual de anchas, que la parte más gruesa de la serpiente.

Los roedores congelados deben ser calentados por encima de la temperatura ambiente. Para los ejemplares jóvenes, empiece alimentándolos con ratones meñique y vaya aumentando el tamaño, a medida que la serpiente crece. Las presas vivas pueden lastimar a las serpientes. Por esta razón, es recomendable alimentarlas con presas muertas.

A las serpientes del maíz en crecimiento se deben alimentar 2 veces por semana. Mientras que a un adulto solo una vez.
Cuando las culebras están mudando de piel, su apetito disminuye. Entonces, también debe disminuir la frecuencia con que es alimentada.

Es muy importante poner un recipiente con agua limpia. Hay que asegurarse que el agua siempre este limpia, porque en ocasiones las serpientes defecan en el agua. Además el recipiente debe ser pesado y poco profundo.

Datos curiosos de las serpientes maiceras

A menudo mueren por ser confundidas con una serpiente venenosa llamada cabeza de cobre. A pesar de que las dos desarrollan un papel fundamental al controlar las plagas.

Su esperanza de vida en cautiverio es de 20 años. Además, normalmente los criadores de serpientes dejan de reproducirlas a los 10 o 12 años.

Artículos Relacionados