Las serpientes más venenosas en Egipto

Egipto es el hogar de varias especies de serpientes; tanto venenosas como no venenosas. Se encuentran esparcidas por toda la nación en diversos hábitats, como a orillas del Nilo o en medio del desierto.

Las serpientes son muy importantes en la mitología egipcia y son temidas y veneradas por los egipcios. A continuación les presentamos la mejor lista de las serpientes más venenosas en Egipto.

Víbora cornuda sahariana

serpientes venenosas

(Cerastes cerastes ) Es una víbora con cuernos, que habita en el norte de África y en el Medio Oriente. Cuando son adultos alcanzan los 85 centímetros; siendo las hembras un poco más grande que los machos. Se reconocen fácilmente por los cuernos, que tienen sobre los ojos.

Es una especie que prospera en cautiverio y además es ovípara; llegando a poner en promedio 15 huevos por camada. Los síntomas de las mordeduras son hemorragias, hinchazón, necrosis y vomito.

Cobra Negra del Desierto

( Walterinnesia aegyptia ) Es una especie venenosa que habita en el Medio Oriente. Su tamaño promedio es de un metro; pero se han registrado Cobras Negras de 1,8 metros de longitud.

Se pueden encontrar en los desiertos y en las zonas rocosas áridas de la zona. Es de hábitos nocturnos y su veneno no se inyecta al momento de morder; en lugar de esto lo inyecta segundos después de estar mordiendo.

Víbora de arena del Sahara

(Cerastes vipera ) Habita en la península del Sinaí y el norte de África. Esta víbora alcanza un tamaño máximo de 50 centímetros; aunque generalmente no alcanzan este tamaño. Su tamaño varia dependiendo del genero; siendo las hembras son más grandes que los machos.

Su método de caza es el de emboscada; el cual combina con su camuflaje para no ser percibida por sus presas. También es conocida como víbora común de arena.

Cobra escupidora roja

cobra roja escupidora

(Naja pallida) Es una especie bastante venenosa, que habita en el norte y el este de África. Son de hábitos nocturnos y se pueden encontrar en bosques o en las sabanas Africanas. Cuando es amenazada, escupe dos chorros de veneno a la cara de su agresor.

Puede dirigir su veneno con precisión hasta los cuatro metros de distancia. Su tamaño promedio es de 1,5 metros y sus presas favoritas son las ranas y los sapos.  En cautiverio la cobra escupidora vive hasta los 20 años.

Cobra Egipcia

serpientes peligrosas

(Naja haje) Vive en el norte de África y su color es el marrón, el gris o el negro. Es de hábitos nocturnos y se pueden encontrar en terrenos áridos; aunque en ocasiones cuando la comida escasea, se acerca a las ciudades en búsqueda de roedores.

Cuando son adultos, alcanzan a medir 2,5 metros. En la antigüedad la cobra Egipcia representaba al faraón y al sol. Además según algunos datos, Cleopatra se suicidó con esta serpiente y su potente veneno la clasifican en una de las serpientes más venenosas de Egipto.

Entradas Relacionadas