Mamba negra

( Dendroaspis polylepis ) La mamba negra es una especie rápida y venenosa, que habita en África y puede ser realmente peligrosa si se siente amenazada.

Es la segunda serpiente venenosa más grande del planeta, solo siendo superada por la muy conocida cobra real. Logra alcanzar velocidades de hasta 20 km/hr.

En ocasiones persiguen a las personas para morderlas, luego de sentirse en peligro. Aunque este comportamiento es raro y en algunos casos es que  la mamba negra, simplemente está huyendo hacia su madriguera y la persona cree que lo esta persiguiendo.

Características de la mamba negra

Mamba Negra

Su cuerpo es largo, cilíndrico y delgado. Reciben el nombre, gracias a una boca negra, que abre cuando se siente amenazada. Tienen la cabeza en forma de ataúd, sus ojos son de tamaño mediado y sus colmillos no son largos, midiendo hasta 6,5 mm.

Las mambas negras miden en promedio de 2 a 3 metros de longitud. Mientras que su peso esta entre 1 y 1,6 kilos. Se tienen datos de ejemplares que sobrepasan los 3 metros, pero no son muy frecuentes. Es la especie de mamba más grande de todas.

El tono de su piel varia bastante y pueden ser de marrón amarillento, oliva, y rara vez son negros. Los jóvenes tienden a ser de colores más claros que los adultos y a medida que van creciendo, su piel se va oscureciendo.

Distribución y habitad

Se puede encontrar en 22 países Africanos, en toda la región conocida como África subsahariana. Es una serpiente tanto terrestre como arborícola. Prefiere los entornos medianamente secos; como los bosques poco densos, sabanas áridas, zonas rocosas y matorrales.

No es muy común en lugares que sobrepasen los 1.000 metros sobre el nivel del mar. Gracias a su enorme distribución, las mambas negras no se encuentran en peligro de extinción.

Reproducción

Se reproducen desde septiembre hasta febrero, en los meses más frescos del año. Cuando llega la hora, los machos luchan unos contra otros; para ganar la oportunidad de reproducirse.

La hembra cuando esta lista para reproducirse, levanta la cola y se queda quieta; entonces el macho se enrolla sobre ella. Durante el acto de apareamiento ninguno de los dos se mueve y pueden permanecer en ese estado, más de dos horas.

Después de un tiempo la hembra pone entre 6 y 17 huevos; con una forma ovalada y midiendo entre 6 y 8 centímetros. Las crías al nacer miden entre 40 y 60 centímetros; pero alcanzan los 2 metros en su primer año o poco después. La esperanza de vida en las mambas negras es de 11 años.

Dieta

Dieta de la mamba negra

Su dieta esta basa principalmente en animales de sangre caliente. Se alimentan de aves pequeñas sobre todo sus crías, roedores y otros mamíferos pequeños. Aunque en ocasiones complementan su dieta con animales de sangre fría, como algunas serpientes.

Un estudio llevado a cabo en Sudáfrica; descubrió que sus presas no suelen sobrepasar el 1,9 y el 7,8 de su masa corporal. Cuando muerden no se aferran  en cambio, las sueltan y esperan cerca a que sucumban ante su veneno.

Depredadores

Entre sus principales depredadores están las aves rapaces; como son el águila culebrera parda, el búho de pantano y el cálao terrestre del sur.

Las mangostas y los tejones de miel, los cuales cuenta con cierto grado de tolerancia al veneno; también cazan mambas negras. Además se han encontrado estas serpientes, en los estómagos de los cocodrilos del Nilo.

Comportamiento

La serpiente mamba negra

Cuando se está desplazando en la tierra, levanta la cabeza y el cuello. Con frecuencia utiliza madrigueras abandonadas, montículos de termitas, grietas en los árboles o rocas, para hacer sus refugios.

Son serpientes diurnas, que toman el sol en la mañana y en la tarde; a menudo, regresan diariamente al mismo lugar para tomar el sol. Su comportamiento es asustadizo e impredecible.

Cuando ven a una persona o a una posible amenaza, se esconden en su refugio o tratan de ocultarse en un matorral denso o algún agujero cercano.

Si esta acorralada levanta su cuerpo, abre la boca y hace sonidos amenazantes; también puede aplanar una parte de su cuerpo de una manera similar a las cobras, aunque no es tan grande y no tiene ningún patrón.

En ese momento si el agresor hace algún movimiento brusco; es probable que sea atacado con una serie de mordeduras rápidas. Al inyectar veneno en todas las mordidas, provoca un envenenamiento severo en su víctima. Debido a su gran tamaño pueden morder en la parte superior del cuerpo.

Mamba Negra – Veneno

Es la serpiente más temida de África debido a su veneno, su tamaño, agresividad y la velocidad de aparición de los síntomas, después de ser mordido.

Las mambas negras son más peligrosas en la época de reproducción, esto pasa de septiembre a febrero. En estos meses estos animales se irritan con facilidad.

A diferencia de las otras serpientes, su veneno no produce hinchazón ni necrosis en la zona afectada. El único síntoma inicial es hormigueo en la zona de la mordedura. El resto de los síntomas se empiezan a presentar 10 minutos después del ataque.

Entre los cuales están: parpados caídos, sabor metálico, contracción en las pupilas, visión borrosa, dificultad para respirar y tragar, contracción muscular, vértigo, falta de coordinación, parálisis respiratoria y perdida del conocimiento.

Sin un tratamiento médico adecuado, la muerte es 100% segura.

Entradas Relacionadas