Serpiente Cabeza de Cobre

(Agkistrodon contortrix) La serpiente cabeza de cobre es una especie venenosa, que habita en el sur y el este de Estados Unidos y en algunas regiones del norte de México. Su nombre hace referencia al color cobre que tienen en sus cabezas.

Es la especie responsable del mayor número de mordeduras de serpientes venenosas, en los lugares donde viven. La razón de esto; es que son muy comunes en las áreas donde habita, lo que provoca un mayor número de interacción con los humanos.

En el pasado se pensaba que habían 5 subespecies de esta serpiente; pero luego de unas investigaciones se llegó a la conclusión, que hay tan solo dos.

Características de la Serpiente Cabeza de Cobre

Serpiente Cabeza de Cobre

Su cabeza es triangular y se puede distinguir del cuello; tienen ojos pequeños con pupilas verticales. Tienen fosetas lorales, una a cada lado de la cabeza. Esto le permite detectar el calor de sus presas; haciéndole posible cazar en completa oscuridad si es necesario.

Su color más común es canela pálido, que se va volviendo más oscuro hacia el centro de la espalda. Con 10 a 18 bandas oscuras distribuidas en su cuerpo. En ocasiones también pueden tener algunos tonos rosados.

Cuando son jóvenes, tienen la punta de la cola de color amarillo.

Tamaño

Son de un tamaño moderadamente pequeño y de aspecto fuerte. Los individuos adultos pueden medir entre 50 a 90 centímetros; aunque en ocasiones muy raras, pueden llegar hasta un metro.

El tamaño suele variar dependiendo del género al que pertenece, siendo los machos más grandes que las hembras. El tamaño más frecuente en los machos es de 74 a 76 centímetros; mientras que las hembras miden entre 60 y 66 centímetros.

Hábitat

En Estados Unidos habitan principalmente en bosques mixtos y bosques caducifolios, (bosques que pierden las hojas estacionalmente). Se pueden encontrar con frecuencia en zonas rocosas, aunque también pueden vivir en zonas pantanosas.

En invierno la serpiente cabeza de cobre inverna, en grietas o madrigueras. En ocasiones pueden pasar el invierno, compartiendo la madriguera con las serpientes cascabeles de madera y las serpientes rata negra.

Mientras que en México y las zonas cercanas, también habitan es bosques de coníferas y en lugares ribereños.

Dieta de la cabeza de cobre

Su dieta está compuesta por pequeños mamíferos, como ratones y topillos; de hecho estos animales conforman el 90% de su dieta.

El 10% faltante está conformado principalmente por ranas e insectos grandes. Aunque son de hábitos terrestres, con frecuencia trepan árboles, para alimentarse de cigarras emergentes.

Por otro lado, su principal depredador es la serpiente rey del este; una especie no venenosa que se alimenta principalmente de otras serpientes.

Serpiente cabeza de cobre –  Veneno

Serpiente Cabeza de Cobre

La serpiente cabeza de cobre es venenosa, sin embargo su veneno no es muy potente y las mordeduras en pocas ocasiones resultan ser fatales. Es una de las víboras de pozo menos toxico y la potencia de sus toxinas es levemente inferior a la serpiente boca de algodón.

Cuando se sienten en peligro emplean algo conocido como “mordisco de advertencia”. Esto es una mordedura con muy poco veneno o incluso pueden morder sin inyectar veneno.

Los síntomas después de su mordedura son: Dolor agudo, náuseas intensas, palpitaciones e hinchazón en la zona afectada. Cuando la zona afectada son las manos o los pies, puede producir daño muscular y daño en los huesos.

Entradas Relacionadas