Serpiente Toro

( Pituophis catenifer sayi ) La serpiente toro es una culebra no venenosa, que es endémica de América del Norte. En la actualidad es considerada una subespecie de la serpiente ardilla ( Pituophis catenifer ).

Son serpientes de cuerpos poderosos, que constriñen a sus presas en lugar de envenenarlas. Además es una de las serpientes más grandes en Estados Unidos y Canadá. Su nombre científico (Pituophis) proviene del latín y significa “Portacadena”, haciendo referencia al patrón en su cuerpo.

Descripción de la Serpiente Toro

Serpiente Toro

Es posiblemente la subespecie más grande del grupo al que pertenece. Su tamaño promedio es de 120 a 180 centímetros; aunque se han registrado ejemplares que alcanzan hasta los 250 centímetros. Aun así encontrarse con un individuo de estas dimensiones, es muy raro.

El peso promedio en la serpiente toro es de 1 a 1,5 kilos; pero en ocasiones se pueden encontrar ejemplares de gran tamaño que pesan hasta 4,5 kilos.  Su tamaño es muy similar a la serpiente Tilcuate, aunque no es tan grande.

Serpientes Toro

Su cabeza y el cuello son casi igual de gruesos. Tienen unas escamas encima de sus ojos; que le dan una apariencia de tener el ceño fruncido. Sus escamas  con quillas hacen que su piel sea áspera; sobre todo si es comparada con otras serpientes.

Su coloración suele ser de color amarillo o beige, con pequeñas marcas rojizas o marrones distribuidas en todo el cuerpo. También se tienen registros de individuos con una coloración blanca.

Distribución y Hábitat

Se encuentran distribuidas en el sur de Canadá, pasando por algunas regiones de Estados Unidos y el norte de México.

Habitan en lugares áridos y se pueden encontrar con frecuencia en pastizales, bosques de coníferas y en tierras de cultivo. Suelen refugiarse en madrigueras abandonadas de pequeños mamíferos.

Serpiente Toro – Dieta

La serpiente toro es una constrictora muy fuerte, que se alimentan de una gran variedad de especies. Sus presas más comunes son mamíferos pequeños como roedores, ardillas, topos y aves que anidan en el suelo, huevos y lagartos.

En ocasiones también trepan árboles en busca de nidos y se alimentan de polluelos o incluso de la madre.

En algunos lugares se dice, que esta especie se alimenta de cascabeles; sin embargo, no se tienen registros de tal comportamiento. La razón de este rumor, es darles un motivo a los campesinos para que la consideren beneficiosa y que no la maten.

Reproducción

La serpiente toro es ovípara; lo que significa que pone huevos. Suelen reproducirse entre marzo y abril, dependiendo de la zona donde habitan.

Luego las hembras buscan un lugar adecuado y ponen entre 5 a 22 huevos por camada, con un promedio de 12. Inmediatamente después de poner abandonan el nido, dejando la camada a su suerte. Las crías nacen de un color grisáceo y midiendo entre 20 a 46 centímetros.

Artículos Relacionados