Víbora Áspid

(Vipera aspis) La víbora áspid es una serpiente venenosa, que habita en el sureste del continente Europeo. Su veneno es más potente, que el de la víbora europea y también es conocida como áspid o áspid europeo.

Aunque las toxinas en su veneno, no se comparan con el de las víboras bufadoras o de Gabón; si es muy doloroso e incluso puede ser mortal. En la actualidad se reconocen 5 subespecies de esta serpiente.

Características de la Víbora Áspid

Víbora Áspid

Es una serpiente pequeña con una cabeza ancha en forma de triángulo; la cual se puede diferenciar con facilidad del cuello. Como pasa con la mayoría de las víboras; esta especie tiene ojos pequeños y pupilas verticales. Además también tienen fosetas loreales una a cada lado de su cabeza, que le permiten detectar el calor de sus presas.

Su color suele variar entre los distintos tonos de marrón y el gris; con pequeñas marcas de color negro a lo largo de su cuerpo. En ocasiones las marcas están unidas y parecen ser una cadeneta.

En cuanto a su tamaño, miden en promedio entre 20 a 65 centímetros. El tamaño de la víbora áspid, suele variar dependiendo del género; siendo los machos de mayor tamaño que las hembras. El tamaño de los machos puede alcanzar hasta 85 centímetros, mientras que las hembras no sobrepasan los 75 centímetros.

Distribución

La especie se encuentra distribuida en 8 países europeos; entre los que se encuentran Italia, España, Francia, Andorra y Alemania. Italia y Francia representan la mayor parte de su territorio.

También se han encontrado algunos individuos, Viviendo en Países Bajos. Sin embargo ese no es su territorio y es probable que sean mascotas liberadas; por dueños irresponsables.

Hábitat

áspid europeo

Habitan en lugares secos, con buena exposición al sol y que tengan vegetación. En Francia e Italia, se pueden encontrar principalmente en montañas y colinas que no sean tan elevadas. Aunque suelen vivir cerca de zonas rocosa, también se pueden encontrar en llanuras.

En el resto de lugares se pueden encontrar en laderas soleadas, prados, matorrales, claros en el bosque y en basureros. A pesar que no está asociada a lugares altos; en la cordillera de los pirineos se han registrado viviendo a una altura de hasta 2,100 metros.

Víbora Áspid Veneno

Aproximadamente el 4% de las mordeduras que no son tratadas resultan ser fatales. De hecho en Italia es la responsable del 90% de todas las mordeduras de serpientes.

La potencia de su veneno varía dependiendo de la zona donde habita; siendo los individuos que habitan en Suiza, los que tienen el veneno más potente.

Los síntomas de un envenenamiento a manos de la víbora áspid, incluyen dolor intenso, decoloración en la parte afectada y edema. También puede producir daños en la visión y necrosis. En los casos fatales, la muerte suele llegar por insuficiencia renal.

Artículos Relacionados