Víbora de Sangre

( Clelia clelia ) La víbora de sangre es una especie que no representa un peligro para las personas y se encuentra distribuida desde el sur de México, hasta el norte de Argentina.

Cazan a sus presas, agarrándolas con sus mandíbulas y enrollándose sobre ellas hasta asfixiarlas. Por esta razón algunas personas las llaman Pseudoboas. En la actualidad se reconocen 2 subespecies y debido a su gran distribución, es conocida por varios nombres entre los que se encuentran zopilota común o cribo.

Características de la Víbora de Sangre

Víbora de Sangre

Es una serpiente relativamente grande y esbelta. Su tamaño promedio esta entre 1,5 y 2 metros; aunque se algunos individuos logran alcanzar hasta los 2,5 metros, sin embargo, son bastante raros.

La coloración de la víbora de sangre varía dependiendo de la edad. Los adultos son de color gris, oliva o negro; mientras que los jóvenes son beige o rojos, con la cabeza negra y una franja de color blanco o amarillento en la nuca.

Debido a la coloración de los jóvenes la especie fue conocida como víboras de sangre; aunque en realidad no son víboras.

Etimología

Víboras de Sangre

El nombre de su género “Clelia” proviene del latino “Cloelia”. Este era el nombre de una princesa en una leyenda romana, la cual fue tomada como rehén y ella por sus propios medios logro escapar y volver con sus seres queridos.

Víbora de Sangre – Dieta

Su dieta está basada principalmente en serpientes, especialmente venenosas. De hecho son inmunes al veneno de las especies que pertenecen al género Bothrops (Mapanare, Nauyaca..) y a las cascabeles. Aunque su inmunidad a los venenos, no funciona con las corales; por eso no suelen atacarlas.

Cuando sus presas son escazas, también pueden cazar lagartos y mamíferos pequeños, normalmente roedores.

Comportamiento

culebra zopilota

No es una serpiente agresiva y no suele morder, incluso cuando es manipulada con las manos, aunque podría hacerlo. Se pueden encontrar, en lugares con una vegetación densa.

Son ovíparos y suelen poner entre 10 a 22 huevos. Luego de casi dos meses, las crías rompen el cascaron.

Conservación

Estos animales son considerados beneficiosos para las personas. De hecho en algunas regiones, los campesinos las tienen como mascotas, con el fin de mantener alejadas a las especies venenosas.

En Brasil, se criaron y posteriormente liberaron, grandes cantidades de víboras de sangre en 1.930. Para disminuir las mordeduras de serpientes venenosas, pero el experimento no funciono. Sin embargo su inmunidad, ha sido estudiada para desarrollar antídotos más efectivos.

Está catalogada como una especie de poca preocupación, gracias a su gran distribución. Pero sus números han estado disminuyendo y han desaparecido de algunas regiones, por falta de alimento o la deforestación.