serpientes pitones

Pitones

Las pitones (Pythonidae), son una familia de serpientes constrictoras no venenosas; que habitan en varias zonas del planeta. En la actualidad, 40 especies de serpientes pertenecen a este grupo; divididas en 8 géneros.

Las serpientes pitones se pueden distinguir de las boas; porque tienen un hueso pequeño en la parte frontal de la mandíbula superior. También las pitones ponen huevos, mientras que las boas paren en la mayoría de los casos.

Características de las pitones

constrictores

Son serpientes de diferentes tamaños; algunas pitones Australianas no alcanzan el metro, mientras que la pitón reticulada alcanza 7 a 8 metros de longitud. Hay muchas historias de Boas y Pitones que sobrepasan los 9 metros de largo; pero al no presentar suficientes evidencias, las historias pierden credibilidad.

Hay algunas especies de tamaño mediano o pequeño, que habitan cerca de las personas. Los humanos al generar grandes cantidades de basura atraen a las ratones y estos a su vez atraen a las serpientes. Las pitones no son asesinadas; porque los pobladores saben que no son venenosas y que si las matan, las plagas se saldrían de control.

Dieta de las serpientes pitones

Las pitones son constrictoras y cazan emboscando a los animales que pasan cerca. Matan a sus presas mordiendo alguna zona y enrollándose de inmediato; cada vez que su presa exhala aprieta más y más. Al final la victima termina muriendo por asfixia al ser incapaz de llenar sus pulmones de aire. En los casos en que se enrolla en el cuello su presa muere mucho más rápido.

Las presas más frecuentes, son animales de sangre caliente como mamíferos y aves; aunque también comen en menor medida ranas, lagartos y peses. El tamaño promedio de sus presas es el de un gato doméstico; pero las serpientes más grandes se alimentan de animales de mayor tamaño como venados adultos.

Los humanos no se encuentran en la dieta de las serpientes pitones, es por esto que no atacan a las personas. Aunque hay algunas excepciones y son cuando son molestadas o cuando las hembras están cuidando sus huevos.

Reproducción

Estas serpientes ponen huevos y la madre sé queda con ellos, protegiéndolos hasta que salen del cascaron. Como las serpientes no son capaces de generar calor con su cuerpo; tienen que enrollarse alrededor de los huevos y mover su cuerpo, como si tuviera escalofríos para aumentar la temperatura del nido. Viven en promedio 35 años.

Habitad

Pitón

La mayoría de las pitones viven en los árboles o en la tierra. Las que viven en la tierra, se encuentran con más frecuencia cerca del agua; donde espera a que las presas se acerquen para tomar agua y los ataca. También son buenas nadadoras, aunque cazan y comen en la tierra.

Las especies más grandes comen mamíferos y algunas aves mientras que, las más pequeñas se alimentan principalmente de ranas, roedores y aves. Las pitones tienen buena vista y su olfato es excelente, además la mayoría pueden detectar el calor.

Pitones y la Salud

Serpientes pitones

Aunque no son venenosas, las pitones son transmisoras de enfermedades; que pueden poner en riesgo la salud de las personas. Los humanos se pueden infectar a través de una herida abierta o a través del agua contaminada.

Una de estas enfermedades es la salmonella; la cual produce infecciones potencialmente mortales como la sepsis o meningitis. Además también produce infecciones en las articulaciones y los huesos.

El riesgo de contraer dichos padecimientos, aumenta cuando se confía en la medicina tradicional de algunas regiones; la cual incentiva el consumo de la carne, la grasa y la sangre de las pitones.

Caza furtiva

Las serpientes pitones son cazadas principalmente por la carne y la piel. La carne es utilizada localmente para satisfacer el mercado de comidas exóticas; esto suele pasar en África y Asia. Mientras que la mayor parte de las pieles, es enviada a los países del primer mundo para la fabricación zapatos, bolsos y cinturones.

Además hay otras partes que también son utilizadas; para satisfacer la medicina tradicional.

Estas serpientes son fuertes y tienen un comportamiento tranquilo. Por esta razón, los curanderos usan la grasa para tratar el dolor en las articulaciones, en los dientes o en problemas de visión. Además se frota en la frente, para tratar enfermedades mentales.

La sangre es utilizada para curar la anemia y para evitar problemas con los triglicéridos. El excremento es utilizado para tratar dolores de espalda; el hígado para tratar mordeduras de serpientes venenosas y la cabeza para “apaciguar a las brujas”.

Todas las prácticas anteriormente mencionadas no provienen de una misma región. De hecho fueron recogidas, de varios lugares en donde habitan las pitones.

Tipos de Pitones