Pitón de Sangre

( Python brongersmai ) La pitón de sangre también conocida como pitón roja de cola corta, es una serpiente constrictora que habita en Sumatra, la península Malaya y en las otras islas cercanas. Pertenece a un grupo conformado por dos especies de pitones llamado, “pitones de cola corta”.

Tiene la capacidad de mover los ojos de forma independiente, su habilidad es similar a la de los camaleones. Gracias a esto pueden monitorear a su presa, sin necesidad de mover la cabeza.

Características de la Pitón de Sangre

Pitón de Sangre

Es una serpiente pesada con una cola corta; la cual le da una apariencia muy peculiar. Su tamaño varía dependiendo del género, siendo las hembras más grandes y más pesadas que los machos.

El tamaño promedio de los machos es de 90 a 152 centímetros; mientras que las hembras miden entre 120 a 180 centímetros. El ejemplar más grande registrado, era una hembra que medía 240 centímetros.

En cautiverio su esperanza de vida es de 20 años.

Coloración

Su coloración de fondo varía entre el rojo oxidado, naranja, amarrillo o marrón. Con marcas de un color más oscuro, que se extienden por todo su cuerpo. En cambio, su vientre es blanco con algunas marcas negras.

El color de la cabeza tiende a ser oscuro y tienen una línea blanca debajo del ojo.

El color de esta serpiente suele variar dependiendo de la edad y a sus rasgos dominantes y recesivos. Cuando son jóvenes son marrones o naranjas, luego de 2 años de edad, cambian a un color rojo brillante; que se va volviendo cada vez más opaco a medida, que la serpiente envejece.

Reproducción

pitón roja de cola corta

Esta especie es ovípara y pueden poner hasta 30 huevos por camada. Se enrollan sobre el nido y no se alejan hasta que los huevos eclosionan, luego abandona las crías a su suerte.

Al nacer las crías miden entre 25 y 43 centímetros; desde que nacen las pitones de sangre son totalmente independientes.

La pitón de sangre como mascota

Esta una serpiente crepuscular, normalmente está activa al amanecer y al anochecer. En el pasado su comportamiento era agresivo e impredecible; sin embargo esto ya no es así.

Los individuos que eran tomados de la naturaleza eran agresivos y no solían reproducirse. Pero ahora se crían en cautiverio y los problemas de agresividad y reproducción se han solucionado. De hecho, ahora se tiene una gran variedad de tamaños y colores, gracias a la crianza selectiva.

En la actualidad, la pitón de sangre también hace parte del comercio de pieles. A pesar de esto, no se encuentra en peligro de extinción.

Entradas Relacionadas