Serpientes Cobras

Serpientes Cobras

Es el nombre que reciben 21 especies de serpientes, que pertenecen a los géneros Naja y Ophiophagus. Las serpientes cobras habitan en zonas áridas y tropicales en África y Asia.

Son fáciles de reconocer, por la “capucha” detrás de su espalda, que despliega cuando siente que está en peligro. Logran hacer esto al aplanar las vertebradas de esa zona. Aunque tenemos que aclarar que no todas las cobras la poseen.

Descripción de las serpientes Cobras

Serpientes Cobras

El tamaño y la coloración  varía dependiendo de la especie. Pero en general, tienen un cuerpo delgado de y alcanzan 1,8 metros de longitud. Pueden ser de un color rojizo, amarillento, marrón o negro y algunas especies tienen líneas o patrones bien distintivos en algunas zonas de su cuerpo.

Las especies más grandes como la cobra del bosque o la cobra real, sobrepasan con facilidad los 3 metros de longitud. De hecho, la cobra real es la serpiente venenosa más grande del planeta. Por otra parte la cobra más pequeña es la cobra escupidora de Mozambique la cual mide normalmente 1,2 metros.

Dieta de las Cobras

Cobras

Las serpientes cobras se alimenta principalmente de animales pequeños. Los roedores componen una gran parte de su dieta; sin embargo también comen aves, huevos, ranas y lagartos.

Son cazadores oportunistas que atrapan a sus presas mediante emboscadas o cazan activamente introduciéndose en madrigueras para comerse a sus ocupantes. Normalmente cazan al atardecer o al anochecer, cuando sus presas son más activas. Además siguiendo a su comida, a menudo suelen estar cerca de basureros o en campos de cultivo, porque los roedores abundan en esos lugares..

Algunas especies también suelen cazar otras serpientes, sobre todo la cobra real. Esta especie se alimenta casi exclusivamente de serpientes, incluso se han registrado casos de canibalismo.

Depredadores de las Serpientes Cobras

Gracias a su tamaño y a la potencia de su veneno, no hay muchos animales que se atreven a cazarlas. Aunque esto no es suficiente para salvarse de las mangostas y de algunas aves de presa.

Las mangostas son el enemigo natural de las serpientes, tiene un pelaje grueso y una gran resistencia a los venenos.

No solo tienen que tener cuidado de los animales anteriormente mencionados, porque otras serpientes también las cazan. Como por ejemplo la Cobra real. Sin embargo, el mayor peligro son los humanos los cuales las cazan por su piel o para espectáculos.

Reproducción

Reproducción en la serpiente Taipán

Todas las especies son ovíparas. Después de reproducirse las hembras buscan un lugar seguro y cálido, generalmente una madriguera abandonada o dentro de un árbol podrido; luego ponen entre 6 a 40 huevos por camada. La cantidad puesta varía de la especie.

Después de 2 a 4 meses las crías nacen siendo capaces de vivir por sí mismas y su veneno es igual de peligro que el de un adulto.

La cobra real no pone sus huevos en madrigueras ni en troncos. Esta especie crea el nido desde cero, moviendo ramas con su cola. Es la única serpiente que eso.

Serpientes Cobras – Veneno

Cobras filipinas

Todas las cobras tienen el veneno lo suficientemente toxico, como para matar a una persona con su mordida. El veneno de la mayoría de las cobras es Neurotóxico, el cual ataca a los nervios y paraliza su víctima; algunas también tienen en su veneno citotoxinas, que tienen un efecto anticoagulante.

Entre las cobras, hay algunas especies que son conocidas como “cobras escupidoras”. Han desarrollado, un mecanismo en sus bocas que les permite escupir veneno a una buena distancia.

El alcance de su veneno depende de la especie; algunas llegan a propulsar su veneno, hasta los cuatro metros. Este mecanismo funciona como método de defensa y el objetivo al que siempre apuntan son los ojos de su agresor.

Cuando el veneno cae en la piel, causa alergia y si cae en los ojos, causa ceguera, aunque si se limpia de inmediato y a fondo, solo será ceguera temporal.

Las cobras y la mitología

Cobras

Las cobras aparte de ser temidas, han sido veneradas por diferentes culturas como poderosas deidades.

En el antiguo Egipto, esta serpiente era el símbolo de los faraones. Por otra parte en la India, más exactamente en la religión Hindú, se le relaciona con varias deidades como Shiva O Vishnu.

Encantadores de serpientes

A lo largo del tiempo, han sido las favoritas de los encantadores de serpientes; quienes las molestan para desplieguen su capucha y den un buen espectáculo.

Aunque pareciera que las cobras bailan al son de la flauta, no es así. En realidad están siguiendo el movimiento y no el sonido; esto se debe a que las serpientes tienen un pésimo sentido de la audición.

Todas las serpientes, que usan para estos espectáculos, les han extraído el veneno con antelación o en algunos casos les arrancan los colmillos. El veneno extraído, lo venden a los espectadores o en el mercado negro, por precios bastante altos.

Tipos de Cobras