Serpiente Marina de Pico

( Enhydrina schistosa ) La serpiente marina de pico es una especie muy venenosa que habita en las zonas tropicales de los océanos Índico y pacífico.

También es conocida como serpiente de mar picuda o serpiente de mar común. Esta especie, es la responsable de la mitad, de todas las mordeduras de serpientes marinas. También es la responsable de la mayoría de las víctimas fatales.

Características de la serpiente de mar picuda

Serpiente marina de pico

Sus colores advierten a otros animales, que es un animal peligroso, al que es mejor dejarlo tranquilo. Su color es gris azulado, con bandas de color negro en todo su cuerpo. Su cabeza es pequeña y su boca es similar al pico de un ave; recibe su nombre por esta razón.

Como en todas las especies marinas su cola es plana similar a un remo; que le ayuda a nadar con mayor eficiencia. No tienen la capacidad de respirar bajo el agua, por esto tienen que salir a la superficie para poder respirar.

Además sus fosas nasales se sierran para que no entre agua; cuando están buceando. Pueden aguantar la respiración hasta 2 horas. Su tamaño promedio es de 120 centímetros de largo.

¿Dónde vive la serpiente marina de pico?

Serpiente de mar picuda

Son abundantes en las costas de India; pero también se pueden encontrar en las costas de Pakistán, Tailandia. Bangladesh, Vietnam, Birmania, Madagascar, Omán, Nueva Guinea y Australia.

Les gusta vivir en aguas fangosas, cerca de bancos de barro. También se encuentran en ríos que desembocan en el mar, manglares y bahías poco profundas.

Sin embargo también se pueden encontrar en aguas profundas buscando comida. Son capaces de sumergirse hasta 100 metros de profundidad.

Dieta y Comportamiento

A diferencia de la mayoría de serpientes marinas, esta especie se alimenta principalmente de bagres marinos, los cuales son más pequeños que sus primos de agua dulce. Con frecuencia se quedan atrapadas en redes de pesca llenas de bagres.

Aunque el bagre es su comida principal, también se alimenta de camarones, anguilas, peces globo, huevos de peses y calamares.

Puede estar activa durante el día o la noche, Sin embargo, se ha visto cazando con más frecuencia en las noches. Su comportamiento no suele ser agresivo, a menos que se sienta en peligro.

Reproducción

Esta especie es vivípara (Pare crías vivas), lo cual es común entre las serpientes marinas. Además también tienen dos penes,  como pasa con  todas las serpientes y la mayoría de lagartos. Aunque en el acto reproductivo, tan solo utilizan uno.

El coito tiende a durar largos periodos de tiempo y tienen que subir a la superficie a tomar aire fresco en varias ocasiones. Se debe tener en cuenta que la serpiente de mar picuda, es capaz de aguantar la respiración hasta 2 horas. Durante la copula permanecen pegados y no son capaces de separarse hasta que termina el apareamiento.

El embarazo dura entre 6 a 7 meses y los nacimientos suelen darse entre marzo a junio. No se sabe con seguridad el tamaño promedio de las camadas, en algunas fuentes se dice que paren hasta 10 ejemplares y en otras afirman que el número máximo es 33.

Veneno de la serpiente marina de pico

Serpiente marina picuda

Su veneno es muy potente y es hasta 4 veces más potente, que el de algunas cobras. El veneno en las serpientes les facilita cazar a sus presas y defenderse de los depredadores.

Por fortuna no todas las mordeduras de esta especie resultan en envenenamientos. La razón es que pueden controlar cuando inyectan veneno y cuanta cantidad. Por esto, solo algunas de las mordeduras resultan ser fatales.

La mayoría de las personas que muerde son pescadores. La serpiente es arrastrada accidentalmente por una red de pesca y al estar tan alterada, ataca con facilidad a cualquiera.

Amenazas para la especie

Su principal amenaza es la captura accidental en la pesca de arrastre, debido a que suele habitar en las zonas donde se realizan estas prácticas.  Se estima que el 50% de los individuos capturados mueren aplastados o se ahogan al estar en ese tipo de condiciones.

Por fortuna, se han implementado algunas medidas para evitar atraparlas y los individuos capturados de forma accidental, son cada vez menos. Sin embargo, también corren peligro por la destrucción de los corales y por la caza furtiva, para preparar comida exótica en algunos países asiáticos.

Artículos Relacionados