Serpientes mas peligros de Europa

Serpientes más venenosas de Europa

El continente Europeo no es un lugar al que los amantes de las serpientes visitarían. En este lugar las serpientes son pocas y aún más las que poseen veneno. Para poner un ejemplo en Todo el Reino Unido, solo hay una serpiente que tiene veneno y en Irlanda ni siquiera hay serpientes.

Las serpientes más venenosas de Europa son víboras y a continuación veras una lista de las que poseen el veneno más toxico en el continente.

Víbora común o víbora Europea

Víbora Europea

El tamaño promedio de esta serpiente es de 50 a 60 centímetros y es muy común en toda Europa. Además es la única serpiente venenosa del Reino Unido. Esta especie no es considerada peligrosa, suelen ser medianamente tranquilas, las personas que más muerden son a montañistas y campesinos.

Es de hábitos generalmente diurnos y sus víctimas más comunes son los perros y el ganado. En Suecia muerden en promedio 1300 personas al año y de estas solo el 12% requiere ayuda médica.

Víbora áspid

Vive en lugares secos con buena exposición al sol con algo de cobertura vegetal, se pueden encontrar con facilidad en laderas y colinas de Francia e Italia. Los machos suelen ser más grandes que las hembras,  llegando a medir 85 y 75 centímetros respectivamente.

Su mordedura es muy dolorosa y es la responsable del 90% de las mordeduras en Italia además es la serpiente más peligrosa en Francia. Su veneno es más toxico que el de la víbora común y alrededor del 4% de las mordeduras sin atención medica son fatales.

Víbora del cuerno o víbora de arena

serpientes más venenosas en Europa

Vive en laderas o colinas secas y rocosas en el sur del continente. También es conocida como víbora de nariz, víbora cornuda. Es la víbora más venenosa del continente y su tamaño no suele ser mayor a un metro de longitud.

Es una serpiente diurna y nocturna dependiendo del clima. Aunque tiene fama de ser agresiva no ataca si no es molestada. Inverna de 2 a 6 meses dependiendo de qué tan frió está el exterior. Es una serpiente que se adapta al cautiverio, pero que aun así es muy peligroso tenerla.

Víbora de Orsini o Víbora del prado

Serpiente de Orsini

Es una especie que vive en lugares cubiertos de prados o arbustos pequeños y no es una serpiente agresiva. Está en peligro de extinción por los incendios y la pérdida de su habitad producto de la agricultura.

Llega a medir 50 centímetros de longitud lo que la hace la serpiente venenosa más pequeña del continente. Se alimenta principalmente de grillos, aunque en ocasiones come algunas lagartijas y pequeños roedores.

Víbora de Lataste o víbora hocicuda

Serpientes Hocicuda

Esta víbora se encuentra en áreas rocosas y bosques secos en toda la península Ibérica. Llega a medir unos 70 centímetros de longitud y su mordedura no es mortal para las personas; aunque es mejor hacerse un tratamiento médico para evitar complicaciones.

Tiene hábitos crepusculares y nocturnos. Las mordidas casi siempre son por accidente ya que es una especie muy tranquila. En las épocas de otoño suele trepar algunos árboles lo cual incrementa la peligrosidad de la misma; porque se pueden recibir mordeduras en la cara o en el cuello.

Víbora otomana o víbora de roca

víboras venenosas Europeas

Se encuentra en las zonas húmedas y llenas de vegetación de Grecia y Turquía. Su longitud promedio es de 95 centímetros, pero puede llegar hasta los 130 centímetros de longitud.

Es una víbora muy agresiva que ataca sin provocación. Se alimenta principalmente de roedores, lagartos y aves. Además es una de las serpientes más venenosas de Europa.

Las más peligros en algunos países