Serpientes mas venenosas del mundo

Serpientes más venenosas del mundo

Si tienes curiosidad de saber ¿cuáles son las serpientes más venenosas del mundo? estas en el lugar indicado. En 2.019 la organización mundial de salud revelo, que cada año se producen 5,4 millones de mordeduras de serpientes. Esta cifra incluye a todas las especies, es decir a las venenosas y a las no venenosas.

También revelo, que alrededor de 100.000 personas mueren al año, a causa de estas mordeduras y que a 300.000 personas, se les tiene que amputar una extremidad o sufren alguna discapacidad, por culpa del veneno.

Serpientes  más venenosas – Top 9

A continuación veras una selección con las serpientes más venenosas en el mundo. Se ordenó teniendo en cuenta la potencia del veneno y no la agresividad del animal. La medida estará basada en inyección subcotanea LD 50 del veneno.

9. Serpiente de mar picuda

serpientes acuáticas

Es una especie marina que habita en el golfo pérsico y el mar arábigo, entre los países en que se encuentra distribuida esta Australia.

Su veneno es hasta 4 veces más potente, que el de algunas especies de cobras. Esta serpiente es responsable de hasta el 90% de todas las mordeduras de  serpientes marinas. El rendimiento es de 0,112 mg/kg.

7 y 8. krait de muchas bandas y krait de mar de bandas negras

Serpiente Krait

Son serpientes muy venenosas que habitan en Asia, las dos ponen huevos y su tamaño promedio esta entre 1 a 1,8 metros.

La primera especie es la más venenosa entre las dos; también suele ser un poco más agresiva. Sin embargo su comportamiento es moderadamente dócil. Su rendimiento es de 0,108 mg/kg.

En cambio el krait de mar de bandas negras no es tan venenoso, pero sigue siendo una de las serpientes más venenosas del planeta. Rendimiento 0,111 mg/kg.

5 y 6. Taipán de la Cordillera Central y Taipán Costero

serpientes más venenosas

Son nativas de Australia y su apariencia es muy similar al taipán del interior. Estas serpientes son de hábitos principalmente diurnos y no son agresivas, sin embargo pueden atacar con facilidad, si están acorraladas.

Su veneno es muy potente en los animales de sangre caliente y no es tan eficiente, cuando se trata de reptiles. La especie de la cordillera es más venenosa que la de la costa. Sus Rendimientos son 0,075 mg/kg y el de la costa es 0,099 mg/kg.

4. Serpiente marina de vientre amarillo

Serpiente marina amarilla

Es una especie marina, que habita en todas las aguas oceánicas tropicales del planeta. Pueden medir hasta un metro de largo y son capaces de avanzar durante largas distancias, montadas en corrientes marinas.

Aunque su veneno es muy potente, su comportamiento es bastante dócil. El rendimiento es de 0,067 mg/kg.

3. Serpiente marrón oriental

La tercera serpiente más venenosa

Habita en Australia y Nueva Guinea, también es conocida como serpiente marrón común. Puede medir 2 metros de largo. Rendimiento 0,053 mg/kg.

Es la responsable del 60% de las muertes en Australia, por mordeduras de serpientes. Es la segunda serpiente más venenosa, entre las culebras terrestres. Su veneno es 12 veces más toxico que el de la cobra india.

Antes estaba en la posición 6; pero recientes investigaciones la han colocado en el Tercer lugar.

2. Serpiente marina de Dubois

Se puede encontrar en Nueva Guinea, Australia y Nueva Caledonia. Habita en arrecifes de coral y puede sumergirse hasta 80 metros de profundidad. Rendimiento 0,044 mg/kg.

Es la culebra marina más venenosa y se compite el segundo lugar con una especie terrestre,  en el top delas serpientes más venenosas del mundo. Su comportamiento no es agresivo, pero prefiere atacar antes de huir.

1. Taipán del Interior

Taipan del Interior

Habita en las regiones semiáridas de Australia. Su veneno está especializado para matar animales de sangre caliente. Rendimiento 0,025 mg/kg.

Esta serpiente es la más mortal de todas. Supera a cualquier serpiente marina o terrestre en letalidad. Su veneno es al menos 200 veces más poderoso que cualquier cascabel y 50 veces más que el de las cobras.

El veneno que posee cada individuo, es suficiente para matar como mínimo a 100 personas. Por fortuna su comportamiento es dócil y prefiere escapar antes de morder.

Entradas Relacionadas